Voces de Denuncia

Las mujeres no morimos, somos asesinadas.

Las mujeres y las niñas en España, vivimos bajo la amenaza de la violencia machista, esta nos atraviesa día a día sin descanso. 46 Mujeres han sido asesinadas en lo que va de año y miles de mujeres ven peligrar constantemente sus vidas y proyectos Mujeres de todas las edades y procedencias, con nombres y apellidos, con rostros,cuerpos, sueños, inquietudes, hijos e hijas, cuyas vidas quedan truncadas por el terrorismo machista, normalizándose esta violencia en nuestras vidas y cuerpos.

Ante tanta masacre, indiferencia, indiferencia que va mas allá pues las praxis políticas del gobierno español, legitiman e invisibilizan la violencia hacia las mujeres, lo que se traduce en negligencia, irresponsabilidad, falta de sensibilización, no hay voluntad por que la situación cambie, asistimos a un abandono total y la desaparición de las políticas sociales y de igualdad. Las mujeres seguimos siendo un asunto menor, nuestros asesinatos, nuestras vidas truncadas, no importan. Los recortes y la precariedad dominan nuestras vidas. El desempleo, la discriminación laboral, la imposibilidad de crecer en el ámbito del trabajo. Recortes económicos e ideológicos, ataque constante a nuestros derechos sexuales y reproductivos. Vemos como se destruyen los servicios de atención a las mujeres, CIMs, PIMs y otros servicios sociales, desaparición de los apoyos socioeconómicos para salir de la precariedad, la violencia y el riesgo.

Sin duda nos han vendido el espejismo de la igualdad, una estrategia claramente patriarcal para conservar el Status Quo del modelo poder-sumisión, la sociedad española no siente que la Violencia machista sea un problema, así lo demuestran los últimos estudios realizados, solo el 0,5% de la población española considera la violencia machista como uno de los problemas sociales mas importantes ¿Como podemos vivir con tanta indiferencia y desconexión de la realidad? ¿Como puede seguir tan naturalizada la violencia contra las mujeres? . Todo ello nos hace pensar en la vulnerabilidad de los derechos de las mujeres y en la perversión de un gobierno retrogrado y patriarcal, aliado al poder de instituciones tan nocivas para la vida de las mujeres como la iglesia. Nos atrevemos a decir que nuestro gobierno no solo incumple la ley de la violencia de género, si no que promueve la misma, con discursos y practicas políticas como las de Gallardon, Ana Mato, María Dolores de Cospedal o Cañete.

Este ultimo año esta resultando especialmente violento para las mujeres que habitamos este país, la ley Gallardon una de las muestras mas extremas de violencia machista, donde nuestros cuerpos y vidas se ponen al servicio del estado y de los hombres, donde se hace patente el odio hacia las mujeres. El repunte de crímenes machistas el pasado mes de agosto, con 10 mujeres asesinadas, una tras otra, y el palpito latente de que cada vez que una mujer es asesinada, otra le seguirá, algo desgarrador. Nos atrevemos a responsabilizar al gobierno de este auge de violencia machista y a decir que nuestro sistema esta contaminado de la misma por doquier. Ante tanto terrorismo machista, las mujeres no desistimos en nuestra lucha, seguimos articuladas y creando nuevos espacios de resistencia, donde la hermandad y la creatividad se convierten en nuestras principales aliadas. Nuestra propuesta mas potente para la transformación sigue siendo y sera el feminismo, que nos permite transitar hacia la libertad, cuestionar el sistema heteronormativo, patriarcal y capitalista en el que nos socializamos.

Nuestra apuesta y esperanza es, construir un mundo otro, más humano ético y estético, donde no tengan cabida los políticos corruptos y el abuso, donde se rinda cuentas por las malas gestiones, el fraude y el robo a la ciudadanía. Estamos convencidas de que el activismo político es la única salida para que las mujeres no nos quedemos recluidas en las casa, ya que nos reconocemos como ciudadanas con derecho a la vida, al trabajo, a la dignidad, a decidir sobre nuestras vidas y sobre nuestros cuerpos. Desde Mujeres Supervivientes reivindicamos el derecho a la paz como un derecho inherente a todos los seres humanos sin distinción o discriminación alguna. Y la paz no es sólo ausencia de violencia, sino la oportunidad de vivir sin temor y sin miseria.

VIVAS NOS QUEREMOS

La letrada machista

Ana Isabel, una mujer entrañable y luchadora que nos ha dado a conocer su historia, una historia que no deja ver la “IN-justicia” española y los desprósitos de una abogada defensora de los No derechos.
Con esto queremos darle voz y denuncia para que cambie esta situación en cada juzgado y en cada caso de nuestras mujeres victimas y supervivientes de violencia de género.

La letrada machista

Por Ana Isabel Martinez

Siempre he dicho que la violencia psicológica es la mas dura y cruel que existe, y este caso, puede ser un ejemplo de tal afirmación, ya que son las propias victimas las que son empujadas al final a hacer el trabajo sucio.

                Divorciada a los 45 años (2005), sin trabajo, a mi cargo tenía un hijo de 11 años. Nunca tuve pensión compensatoria. A los 48 años, con un enorme esfuerzo de reconstrucción persona, entré en la consejería de Educación, como profesora interina. Actualmente lo he perdido absolutamente todo, fui desahuciada por mi ex marido en abril del año pasado. Ese mismo día mi hijo menor, que entonces tenía 19 años, intentó abandonar este mundo. Previamente me habían embargado la cuenta bancaria y la nómina durante dos años y medio.

                 He denunciado a mi letrada asignada al turno de oficio de violencia de género por dejar indefenso a un menor de edad, falsedad documental y humillación. Previamente la habían denunciado dos facultativos médicos con parte de lesiones, uno de ellos con maltrato de la letrada y otro con mala praxis. El día que fui citada a declarar, su señoría no se presentó, y todo se ha archivado a pesar de los esfuerzos de mi letrado, de su recurso de reforma y de su apelación a la Audiencia. Me pregunto dónde está el principio de igualdad ante la ley y cuánto tiempo puede tirar una persona legal sabiendo que para ella ese principio no existe. Además hay detalles muy hirientes: la fecha de notificación de mi divorcio es la de mi cumpleaños y la fecha de auto de adjudicación de mi vivienda coincide con la del cumpleaños de mi hijo menor.

                El inri final consiste en descubrir, no hace mucho, que mientras mi letrada dejaba a mi hijo sin defensa, le faltaba tiempo para ponerse en contacto con agencias de embargos extrajudiciales facilitando mis datos desde 2009. Por si todo esto no es suficiente, ni siquiera tenía asignado este caso por el Colegio y llegó a hablarle mal de mí a mi propio hijo.

                Siempre he contado con el reconocimiento del Instituto Andaluz de la Mujer, que me reconocer como víctima de violencia de género y de los servicios médicos. Y no es menos cierto que he denunciado a mi ex marido, pero no tengo sentencia condenatoria. Con el divorcio, mi ex marido ha conseguido dos viviendas, el dinero de los ahorros, el dinero embargado… y a veces pienso que lo único que queda es una alfombra roja desde los juzgados hasta sus casas.

                Pero aún falta la reflexión mayor, cuando me divorcié, mi hijo mayor que entonces tenía 15 años, decidió irse con el padre. En el instituto me explicaron que los adolescentes no funcionan por el principio afectivo y que tienen muy en cuenta si tienes recursos económicos, cosa que no ocurría en mi caso. Cuánto esfuerzo noble pisoteado, cuánto sufrimiento diario, cuánto daño inenarrable, cuánto saqueo y destrucción en la vida de una persona a cambio de manipulación, influencia, delito impune y larga vida al maltrato.