Comedor

Alimentar el cuerpo, es tan importante como alimentar el corazón y la imaginación para una sociedad en crisis.

Creemos es fundamental generar vínculos y formas de supervivencia creativas entre las MUJERES que ayuden a todas y todos a salir de la crisis, no existen personas de primera y de segunda, existen personas con necesidades especificas, sabemos que esto es posible trascendiendo del yo al nosotras. Es decir, desde lo colectivo, construyendo formas alternativas desde la SOLIDARIDAD, el respeto y la HERMANDAD como camino, que nos permita aprender a compartir a dar y recibir desde la dignidad, desde ese poder transformador de la gente de vernos como iguales, como aliados y no como enemigos. Mostrar formas democráticas y generosas a la Administración y al Estado que mira hacia otro lado frente a la precariedad y el hambre de las mujeres. Porque la violencia duele, el hambre duele y la indiferencia de las/os políticos, también nos duele.