Cifras, Datos y Duelos

Víctimas de violencia de género – Principios de 2017

España vive en un luto constante debido al feminicidio que nos persigue cada día al ver el telediario, escuchar la radio o leer las redes sociales. Nos echamos a temblar cada vez que oímos o leemos: “Una nueva víctima de violencia machista ha sido…”, palabras que taladran nuestras cabezas. Y seguidamente nos abordan preguntas que no podemos responder, porque no podemos explicar cómo esto puede seguir ocurriendo en el siglo XXI.

23 son las mujeres que han sido asesinadas a 6 de marzo de 2017.

Denuncias falsas, mitos e intereses

España había sido uno de los países paradigmáticos en cuanto a derechos sociales se refiere, teníamos un sistema de salud universal, acceso a la educación, etc.

Como consecuencia de las luchas políticas de las mujeres después del franquismo, aclarando que ninguna conquista ha significado una concesión de los partidos en el poder a los derechos sociales de las mujeres. Por el contrario es resultado de la constancia, conciencia, claridad y agudeza de las mujeres españolas que supieron transformar las necesidades de las mujeres en leyes y posibilidades de desarrollo personal y profesional.

Así tenemos la Ley de Igualdad, la Ley de violencia de Género, la Ley de la Dependencia, la Ley de cuotas para abatir la desigualdad política y social en que estuvimos sometidas las mujeres durante muchos años.
Estas conquistas fueron convirtiéndose en instituciones y modelos de atender problemáticas específicas, en el ámbito de la violencia de género, con políticas de igualdad de sensibilización, prevención y atención integral de todas las formas de violencia hacia las mujeres.

Contamos igualmente con una institución muy potente y eficaz, como es el Observatorio de violencia de género, que desde hace años se encarga de realizar estudios, investigaciones y registros de la situación real que guarda  la violencia de género en las vidas de las mujeres españolas e inmigrantes.

Sin embargo, al día de hoy asistimos a una revancha del patriarcado de manera global, que se articula y rehace con los otros poderes en el mundo como son el poder financiero, religioso, legal y político, que no hacen más perpetuar y mantener en una situación de opresión, desigualdad y violación a los derechos humanos de las mujeres y las niñas en todas partes del mundo, España, Bélgica y los países expulsores de inmigrantes no son la excepción.

Al fin y al cabo, como ya lo mencionamos, las mujeres migramos por necesidad, como elección hacia otras formas de vida, evidentemente al hacerlo, no siempre bajo las mejores condiciones, en muchas ocasiones en situaciones de riesgo y de vulnerabilidad, sin embargo nos atrevemos a intentarlo, a construirnos una vida diferente, esto en los imaginarios de los políticos y legisladores a significado  que se sospeche de nuestra dignidad, honestidad, trabajo, compromiso y saber estar en el mundo.

Es verdad que en los dos últimos años en España el espejismo de la igualdad y los derechos adquiridos, han sido erosionados `por los gobiernos de derechas, emergiendo nuevamente en situaciones de crisis nuevos mitos machistas y la reactivación de viejos mitos en torno a la honestidad, credibilidad, denuncias falsas de las mujeres que viven violencia de género tanto de las nativas, como de las extranjeras.

Por estudios e informes sabemos que han bajado el número de denuncias, pero no porque hayan disminuido las relaciones de pareja alejados de esos patrones de violencia y de dominación, sino, justamente como causa, el paro, la falta de recursos económicos, la falta de una red de apoyo, el aumento de las tasas judiciales y todo lo que significa de estigma y rechazo para las mujeres iniciar juicios y procesos sin estar preparadas a nivel emocional, legal, de empleo, red de apoyo, respeto, cuidados etc., para poder enfrentarlos.

Muertes por violencia de género a 7 de agosto de 2013

En lo que va del año 7 agosto del 2013 van 30 mujeres asesinadas en España a manos de sus parejas o exparejas, solamente 6 habían denunciado. La denuncia constituye un recurso fundamental, pero por si solo no funciona. Las Mujeres necesitan la atención, acompañamiento, empleo digno, y fortalecimiento  emocional y psicológico que la dote de la suficiente  fuerza, claridad y decisión que le permita concluir su proceso judicial.

Siguen fallando las medidas de protección para las víctimas de violencia de género

Reacción Amnistía Internacional ante el reciente asesinato de una mujer en Villafranca (Badajoz) víctima de violencia de género

Enlace a la noticia

La muerte de una mujer el pasado 4 de agosto en Villafranca (Badajoz) a manos de su ex pareja revela, para Amnistía Internacional, que las víctimas de violencia de género, incluso en aquellos casos en los que presentan una denuncia, encuentran trabas para acceder a una protección real y efectiva.

Según declaraciones vertidas por el Delegado de Gobierno de Extremadura, la mujer había denunciado a su ex marido por violencia psicológica, pero no constaban malos tratos físicos con anterioridad, si bien ha reconocido que cuando la mujer presentó la denuncia tenía un hematoma en el brazo. El juez había acordado una orden de alejamiento de 200 metros sobre el agresor. Al parecer la víctima no tenía dispositivo electrónico de protección.

Ante el insistente mensaje institucional que pone el acento en que las mujeres “deben” denunciar para protegerse y recibir apoyo, Amnistía Internacional considera que las autoridades deben analizar los obstáculos y la eficacia de las medias acordadas para proteger a las mujeres víctimas de violencia.

Según los datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en lo que va de año 30 mujeres han muerto a manos de sus parejas o ex parejas. De ellas sólo 6 habían presentado denuncia previa y sólo esta última fallecida tenía medidas de protección en vigor.

Para la organización estos datos hacen necesario que las autoridades pongan el foco en la actuación judicial. Amnistía Internacional denunció en noviembre de 2012 los obstáculos que encuentran las víctimas de violencia de género para acceder a la justicia, y protección, entre ellos la falta de diligencia en la investigación judicial. De acuerdo con los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), entre 2006 y 2011, el 64% de los casos de violencia de género fueron sobreseídos. Sólo en 2011 se archivaron en el conjunto del Estado una media del 45% de las denuncias por violencia de género. También en 2011 se produjo un descenso en la concesión de órdenes de protección solicitas por las mujeres: un 36,8% de las solicitudes de orden de protección fueron rechazadas. A pesar de estas cifras, no se ha evaluado el funcionamiento los Juzgados de Violencia sobre la Mujer, establecidos en la Ley Integral, tras ocho años desde su puesta en marcha.

Amnistía Internacional recuerda que el Estado español debe proporcionar un recurso efectivo que proteja a las víctimas del riesgo de violencia. Las autoridades tienen la obligación de verificar la efectividad de la protección legal dispuesta y de identificar los obstáculos que, en la ley o en su aplicación, impiden a las mujeres acceder y obtener justicia y protección.

La organización también subraya, tal y como hizo en su Informe de noviembre de 2012 “¿Qué justicia especializada?”, que el Consejo General del Poder Judicial debe detectar y corregir los casos de falta de diligencia para impedir prácticas que incumplan el deber de investigar y administrar justicia.

CONTRA EL MACHISMO, LA SUPERVIVIENCIA

Alerta la OMS, la violencia hacia las mujeres presenta dimensiones de epidemia mundial.

Mujeres Supervivientes somos un proyecto profesional y vital, un equipo de mujeres diversas, que hemos superado la Violencia machista y que surgimos para seguir luchando por los derechos y la libertad de las mujeres y las niñas.Tenemos años de experiencia uniendo nuestras energías, saberes y bagajes como expertas en genero, investigando e interviniendo en Sevilla, toda España.

Queremos posicionarnos ante los medios de comunicación, la sociedad en su conjunto con nuestras voces, las voces de todas aquellas mujeres que decidimos dar el paso hacia la vida, y transformarnos en SUPERVIVIENTES, dejando atrás el ciclo perverso de la violencia de género para comunicar, informar, compartir nuestras historias de vida, recitar, expresar y denunciar. Creemos firmemente en el poder de la palabra, por que nos da autonomía y nos empodera frente al abuso, por que la palabra nos permite reconstruirnos, dar sentido a nuestras experiencias , romper con el silencio y el miedo de otras mujeres. Para que otras mujeres se atrevan a DENUNCIAR.

Por ello, Solicitamos a las Instituciones públicas y privadas su implicación humana y profesional, frente a esta escalada de asesinatos en contra de mujeres y sus pequeños, esto tiene que parar, solas no podemos, pedimos nos escuchen y se involucren. Cada vez que muere una mujer asesinada algo de nosotras muere con ella. El asunto de la violencia de género exigimos sea parte de la Agenda de Estado como un asunto de EMERGENCIA nacional. Si un futbolista o político fuese asesinado toda España saldría a la calle a exigir justicia y que parará la ola de violencia, ¿Porqué frente a los crímenes cometidos hacia las mujeres hemos perdido toda emoción y solidaridad?